Cita online Cita online Cita online
Cita telefónica Cita telefónica Cita telefónica
« Volver a noticias

El Instituto Extremeño de Reproducción Asistida destaca la importancia de la donación de óvulos

El Instituto Extremeño de Reproducción Asistida (IERA) considera imprescindible apostar por la donación de óvulos como una de las vías que permite a muchas extremeñas superar sus dificultades para ser madres.

Esta técnica de reproducción asistida consiste básicamente en que mujeres anónimas y que cumplen una serie de requisitos (edad, salud comprobada, etc) ceden ovocitos para que pacientes con imposibilidad de conseguir hijos de otra forma puedan acceder a la maternidad, según explica José Antonio Domínguez, director Médico de IERA Quirónsalud.

A pesar de lo que pueda pensarse se trata de un procedimiento habitual, apunta Domínguez, que también tiene utilidad para las donantes. Y es que más allá de la satisfacción de saber que han ayudado a otras mujeres a ser madres, IERA realiza a las donantes una revisión ginecológica, un estudio hormonal completo y un estudio genético, “que será muy importante para ellas en el futuro cuando quieran ser madres”.

En cuanto al procedimiento, Domínguez apunta que hoy en día, con los nuevos protocolos que se aplican, se lleva a cabo “un proceso de estimulación del ovario sin prácticamente molestias ni efectos secundarios, y únicamente la punción se hace en quirófano con sedación”. “El riesgo de efectos secundarios es prácticamente 0 y ya no se produce la hiperestimulación ovárica”, añade.

Además, la normativa limita tanto la frecuencia de donaciones como el número de hijos que se derivan de esas donaciones, y se garantiza en todo momento el anonimato de las donantes.

A esto se suma la satisfacción que se produce tanto en las donantes como en las mujeres que reciben estos tratamientos. El doctor Domínguez resalta que “es una labor social, como donar sangre, ya que hay muchas parejas que no pueda conseguir tener niños y es la única opción”. Y el grado de satisfacción de las mujeres que reciben esos óvulos es prácticamente del 10%, ya que “la mujer gesta un óvulo donado pero es su endometrio, lo gesta ella y da a luz ella, y el semen suele ser del marido”.

Según la legislación española las donantes de ovocitos tienen que ser mujeres mayores de edad y menores de 35 años -aunque la edad ideal para donar está entre los 20 y los 30 años- con un estado de salud física y mental adecuados, no han de tener antecedentes genéticos de riesgo y han de ser evaluadas para enfermedades infecciosas.